waterpolo

All posts tagged waterpolo

El gran olvidado deporte femenino está ganando grandes batallas para que deje de ser como tal. Se ha ganado a pulso, sin favoritismos y a base de pasos agigantados, un reconocimiento que debe dar fruto a cambios de importancia para que empiece a entenderse de otra manera. De la manera que merece.

Para entender de qué pretendo hablar, os invito a ver este pequeño reportaje de María Escario. Un reflejo de la poca compensación a tanto mérito deportivo femenino.

http://www.rtve.es/m/alacarta/videos/telediario/enfoque-podio-pendiente/2769482/?media=tve

Tras este resumen, pocos datos más se precisan para contemplar una obvia desigualdad que todavía existe en nuestra actualidad. Es evidente que teniendo en cuenta que antiguamente la mujer ni siquiera podía asistir a los Juegos Olímpicos, y que fue en 1900 cuando lograron participar por primera vez, hay un antes y un después que demuestra la lucha de la mujer por hacerse su espacio en el deporte. Y aunque desde aquella época hasta los tiempos de ahora existan millones de avances que forman un camino hacia la igualdad, persisten grandes diferencias con las que combatir en el día a día.

¿Rosa o azul? ¿Ballet o fútbol? ¿Muñecas o coches? Se hallan diversos estereotipos, y han estado tan arraigados que han dado paso a una discriminación sexista. Muchas niñas y chicas han sufrido por disfrutar del deporte y por querer ser profesionales en su futuro.

waterpolo

Maria Mentxaka www.mariamentxaka.com

Las retransmisiones de los medios de comunicación se destinan a los deportes mayoritarios y masculinos. No hay lugar en los canales televisivos principales para el reconocimiento a la mujer. Aunque se hayan vivido finales de importancia en diversas disciplinas, hay que buscar directos en cadenas temáticas como Teledeporte que, por suerte, todavía existe. Y lo mismo ocurre en la prensa escrita, que a pesar de tener un triunfo femenino como noticia, suele ocupar páginas que se sitúan detrás de los deportes que reinan en el sector de los hombres.

Incluso en ocasiones se peca en el vocabulario, donde desafortunadamente algunas fuentes representan al deporte femenino con palabras que lo asocian a la debilidad, cuando en realidad, si hay algo de certeza en ello, es una evidencia de fortaleza.

Es curioso todo este planteamiento de disparidad si tenemos en cuenta todos los logros de las mujeres españolas. Por poner un ejemplo, 11 de los 17 discos que forman el último medallero olímpico español de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pertenecen a triunfos femeninos, mientras los 6 restantes son logros masculinos.

En grandes deportes de peso y audiencia no se puede comparar a las féminas frente a las ventajas masculinas, ni en sueldos, ni dietas, ni posibilidades… Muchas mujeres, en alguna ocasión, han tenido que plantearse el deporte frente a los estudios, a un trabajo para subsistir y/o a la maternidad. Incluso trasladarse al extranjero para encontrar una oportunidad.

Las mujeres necesitan un apoyo económico y social para crecer más y más alto. Tienen habilidades, constancia, persistencia, entre otras muchas virtudes que las hacen ser grandes deportistas, pero les falta una estructura que dé más cabida al deporte femenino. Así como el puntal de la sociedad. Y aquí es donde es necesaria una reflexión, porque generalmente hemos sido educados para ver los deportes que reinan, y en todo caso, en su categoría masculina. A veces, sin darnos cuenta, nosotros podemos ser uno de los principales enemigos de una problemática que observamos y en la que estamos en desacuerdo. Con esto quiero decir que las mujeres necesitan nuestro soporte, el de las personas que seguimos el deporte, porque el femenino requiere nuestro interés, audiencia, espectadores…

Maria Mentxaka  www.mariamentxaka.com

Maria Mentxaka
www.mariamentxaka.com

En una ocasión, hace algún tiempo, vi una entrevista a Laia Sanz donde indicaba que en algunos momentos de su carrera deportiva le había sido complicado conseguir sponsors. Es urgente cambiar esta visión, y que las marcas confíen y se fijen más en estas deportistas. Crear esos ídolos deportivos en versión mujer. Porque existen, sólo falta decir sus nombres con la voz más alta. Laia Sanz, Mireia Belmonte, Ruth Beitia, Núria Picas, Gisela Pulido, Marina Alabau, Carla Suárez, Carolina Marín, Teresa Perales, Maider Unda, Brigitte Yagüe, Maialen Chourraut, Ana Carrasco, el equipo de fútbol,  de sincronizada, de waterpolo, de baloncesto, de balonmano, entre muchas otras a las que pido disculpas por no nombrarlas a todas.

Como hemos visto en el reportaje de “Enfoque”, en los cargos de gestión deportiva no se reflejan todos esos éxitos alcanzados. Por suerte, el CSD destinará un millón de euros al deporte femenino y las federaciones que contraten a mujeres podrán beneficiarse de ayudas económicas.

En los medios de comunicación, se ha definido un importante progreso de participación, pero todavía hemos de conseguir que existan más oportunidades para mujeres preparadas y de las que sentirnos orgullosos, como particularmente me sucede con María Escario, Noemí de Miguel, Izaskun Ruiz, Paloma del Río o Julia Luna, entre otras.

He tenido la oportunidad de ver recientemente un video de “Informe Robinson” sobre fútbol femenino. Os recomiendo verlo si no habéis tenido la ocasión. Las mujeres que forman la Selección Española son las primeras en conseguir que ésta participe en un Mundial, que tendrá cita en Canadá el próximo año. No hay mejor manera de terminar este post que deseándoles mucha suerte a ellas y a todas las deportistas profesionales que, a pesar de esa desigualdad, no pierden la ilusión por seguir amando su profesión. Y de reiterar para todos nosotros que también podemos gritar un gol de aquella chica con coleta, el revés de la tenista que lleva falda, el logro de una madre que combinó sus entrenos y competiciones con el cuidado de su hijo, o celebrar el triunfo de un grupo de chicas a las que también les gusta pintarse los labios tras sudar la gota gorda. Sencillamente, porque lo merecen.

http://canalplus.es/informe-robinson/videos/20140929plucandep_3