LigaBBVA

All posts tagged LigaBBVA

Generalmente es complicado comparar jugadores. Cada uno tiene sus particularidades, que definirán sus características y lo que puede aportar a un equipo. No obstante, hay jugadores que se trabajan la temporada con tal efectividad que destacan por encima de otros. Y así, ha sucedido con Luis.

Ésta ha sido su Liga, en la que ha estado decisivo. Ha logrado romper ese binomio que venía precedido durante estos últimos seis años.

Es curioso que antes fuera también un uruguayo el que consiguiera el pichichi, Forlán.

De este modo, los titulares sobre el máximo goleador de la competición no han focalizado ni a Messi ni a Cristiano.

www.fcbarcelona.cat

www.fcbarcelona.cat

Lo ha hecho con una cifra de cuarenta goles, de los cuales sólo tres son desde los once metros que marca la pena máxima.

Esa cifra también le ha hecho alcanzar la Bota de Oro, premio que ya compartió con Cristiano recientemente, cuando representaba la delantera goleadora de los Reds, que estuvieron a punto de levantar la Premier League tras veinticuatro años.

Las estadísticas en Liga le describen además con 125 disparos, 16 asistencias y 677 pases ejecutados correctamente.

Quién iba a decirle que, tras el amargo episodio que enmarcó el mordisco a Chiellini, iba a vivir temporadas tan gloriosas, y ésta, con un papel tan protagonista.

Y me alegra. Porque debo reconocer que por aquel entonces quizás esa imagen suya no encajaba demasiado con los valores que predica el club azulgrana. Se equivocó, y mucho. Esa actitud, y alguna más que se dio en la Premier, le castigó colocándole un disfraz que dejaba en segundo plano el gran jugador que es.

www.thesun.co.uk

www.thesun.co.uk

La penitencia por el suceso del Mundial fue dura, quizás demasiado rigurosa. Tal vez la normativa de la sanción, que regulaba lo que se le permitía y lo que no, se excedió notablemente dejándole tan apartado.

Por suerte, no se desvaneció. Vino a la Liga a triunfar. Su fortaleza mantuvo intacto su espíritu y sus capacidades para volver a emplearlas en el campo.

Sí, una segunda oportunidad. Probablemente el tiempo, el arrepentimiento, sus apoyos y la felicidad de lo que está viviendo, le han ayudado a saber gestionar esa pasión e impulsos que le acompañan en cada contacto con el balón.

Al fin y al cabo, ese entusiasmo acelerado y a veces, incontrolable, forma parte de ese ímpetu por la consecución de logros.

Tiene que ver con esa esencia de luchador. Con esa anticipación y su inagotable insistencia desde el minuto uno hasta el último, independientemente del marcador. Siempre quiere más, nunca es suficiente ni baja los brazos. Pendiente con su mirada de como sube el balón por la banda para llegar en carrera, desmarcándose continuamente, frecuentando la zona del área pequeña, para empujarlo si la oportunidad decide presentarse.

Tiene que ver con su entrega. Con esa historia que relata el querer de dos adolescentes que se separan forzosamente. Suárez no buscaba ser un delantero mediático. Tan sólo se prometió que conseguiría jugar en Europa para estar cerca de Sofía, su gran pilar y su gran amor.

Esa dedicación tan personal que también trasciende en el terreno de juego, con tanta intensidad y persistencia.

www.fcbarcelona.cat

www.fcbarcelona.cat

Con una movilidad que engrandece el perímetro. El máximo aliado de asistentes, y el mayor hartazgo para quien le cubre y le persigue.

Una gran lista de virtudes que hacen honor a su presente, el que le detalla a día de hoy como el mejor nueve. Un respiro para el equipo azulgrana que, tras la despedida de Eto’o y con todas sus diferencias, vuelve a tener ese nueve de máximas garantías que encaja a la perfección en el equipo y en el juego.

Tras el hombre del mordisco, está Luis. Está todo su pasado, su presente y lo que le augura el futuro. Detrás de ese olfato goleador está todo el amor que representa su interior, esa figura protectora y tan familiar, y su apoyo a enfermedades como la PKU.

Espero que éste no sea su único año. Que siga lanzando esos tres besos para “Sofi”, “Delfi” y “Benja”, cada vez que el esférico cruce la línea de portería.

www.marca.com

www.marca.com

Que siga triunfando. Que el esfuerzo y tanta entrega siga premiándole con esos éxitos que hacen más grande al fútbol. Para que así ya nadie recuerde aquel veinticuatro de junio, sino que hablen de todas las grandezas de ese genio llamado Luis Suárez.

Ya hace cuatro años de uno de los pasillos más emotivos de la historia del fútbol. Pep Guardiola, abandonaba el Camp Nou entre sus jugadores y compañeros del cuerpo técnico. Tras el derbi, el vídeo, la música, el discurso y el manteo; el sonido de miles de aplausos acompañaban sus últimos pasos por el césped del templo azulgrana. 

Él, el artífice y genio del único equipo que ha conseguido seis títulos en una misma temporada, superando así cualquier precedente. El héroe que dio paso a un mágico fútbol, el príncipe azul que enamoró a seguidores y profesionales de todo el mundo.

www.sport.es

www.sport.es

El próximo billete le llevaba a Alemania para dirigir al Bayern de Múnich. Cogió los libros de la lengua germánica, y se puso de nuevo el uniforme para trabajar duro y como él decía, bien temprano. 

Heynckes no se lo dejó fácil. El listón subió, y mucho, tras conseguir ganar la Champions en una final alemana. Y de Pep, con la gran expectación que causó su fichaje, no se esperaba menos, sino más.

Así es el juicio, tendencial y poco objetivo. Exigente con quien alcanza un nivel por encima de todos los demás. No iba a perdonar a Guardiola que no alcanzara los mismos éxitos que el anterior entrenador.

Tres temporadas más tarde, volverá a abandonar un banquillo en busca de un nuevo desafío. Dejará un vestuario en el que ha alzado seis títulos, pudiendo ser siete con la oportunidad que tendrá de hacer el doblete en la final de la Copa Alemana frente al Dortmund. Haciendo historia con un Bayern que se ha convertido en el primer club en conseguir cuatro Bundesligas consecutivas, de las cuales ha presenciado tres. Sin embargo, no ha podido conseguir la guinda de su pastel, la Champions. La competición que se le ha resistido frente a un rival español en las tres ediciones que ha liderado al conjunto alemán.

www.marca.com

www.marca.com

Y a partir de aquí, se inicia una despedida un tanto amarga, unida a titulares y artículos que abren el debate del fracaso.

Esa línea delgada entre el éxito y el fracaso. Tan fina que nos ciega. No nos deja ver la grandeza y longitud de los logros. No reconoce esa mejora de juego, el perfeccionamiento de detalles, ni la mejor versión de jugadores. No considera esa larga posesión, la consecución de numerosos toques en el campo contrario, el ataque, la creatividad, la anticipación, el pressing y la perseverancia en éste, aunque genere gran desgaste físico. Que Neuer sea un jugador más con sus pies, o transformar en polivalentes a algunos jugadores que considera que tienen la capacidad de jugar en varias posiciones, y abandonar esa zona de confort por otra que le hará afinar sus virtudes. No honra todos esos avances técnicos y tácticos, ni todo ese trabajo psicológico que suscita compromiso y motivación a la plantilla.

Pep es la definición de un liderazgo y de una comunicación interna que ha ocasionado, a través de exigencia y reconocimiento, que el once salga al campo con la máxima concentración y la capacidad de brindar sus cualidades en conjunto. 

Todas aquellas letras y voces que reparten críticas enfundadas en mazazos se olvidan de que, más allá de la Champions, se encuentra el sello Guardiola. La huella que dibuja un fútbol de ensueño. Aquél que se termina los adjetivos calificativos y que escribe parte de la historia de este deporte tan inmenso. El que suena como un afinado violín, huele a aire de primavera, tiene un tacto de suave terciopelo y sabe a gloria. El fútbol que despierta los cinco sentidos.

www.dailymail.co.uk

www.dailymail.co.uk

Por encima del palmarés, es importante visualizar el legado de un trabajo. Ese bagaje de gran valor que Pep deposita a sus discípulos.

No es justo hablar de fracaso ante un hombre que es capaz de trasladar maravillas a la unión del jugador con el esférico. A uno de los referentes que ha dado un máximo nivel. No es equitativo quitarle mérito a los títulos logrados porque el más grande se resistió a abrazarle.

En el fútbol, a veces se gana y otras se pierde, pero siempre nos enseña algo.

Que le dejen brindar con cerveza. Tranquilo, satisfecho por todo lo cosechado, que no es poco.

Ya ha reservado su nueva tarjeta de embarque. El próximo destino le lleva a la Premier League, donde seguro, seguiremos disfrutando del estilo que le distingue, que reinventa y fortalece.

Quizás la suerte se ponga de su lado en este nuevo club y logre lo que no pudo con el Bayern. Y además, haciendo historia. Quizás. El fútbol se lo debe. 

www.fcbarcelona.es

www.fcbarcelona.es

Le deseo toda la suerte del mundo en este nuevo viaje. No podría ser de otra forma. Aunque no consiga todos sus propósitos, sigue regalándonos todo aquello que le define y caracteriza como uno de los mejores entrenadores.

Recuerdo ese 5 de mayo, cuando se despidió del Camp Nou. La última vez que le vi allí. Entonó emocionado las palabras que finalizaban una trayectoria: “A mi no me perderéis nunca”. Y cumplió su promesa. Nunca le perdimos, porque a través de su magistral fútbol, sigue con todos nosotros. Danke Pep!